5/11/15

Kilos de solidaridad

Si tengo que destacar una de las cosas en las que la maternidad me ha cambiado, es en la forma de ver a los demás niños.

Hasta hace bien poco, no eran más que niños, que muchas veces eran unos trastes, que tenían mucha gracia en determinados momentos, pero que un rato estaba genial estar con ellos, pero 24 horas ya no tanto... La mejor edad era los 3 años más o menos, y nada de recién nacidos ¡con lo aburridos que son! Sí, lo reconozco, nunca he sido muy niñera.

Pero llegó un momento en que esas pequeñas personitas empiezan a hacerte mucha más gracia, que ya no te importa pasarte todo un día con ellos, que los recién nacidos te parecen de lo más mono del mundo, hasta te ves en un espejo reflejada con uno en tus brazos... Sí, el instinto maternal toca a tus puertas.

Te quedas embarazada, y pasas a la siguiente fase, en la que no paras de imaginarte en tu día a día con ese bebé, que ya tienes unas ganas locas de tenerlo contigo, a tu lado, verlo crecer cada día...

Y das a luz. Momento en que tu corazón explota de amor, y de empatía con otras madres, con otros niños, con otras familias. Momento en que cuando ves que cualquier niño sufre, tú misma lo haces; que cada vez que ves en las noticias que abandonan un bebé, se te encoje el corazón y te echas a llorar; que te das cuenta de que eres una afortunada, porque vives una vida tranquila, ni mucho menos con lujos, pero medianamente sin agobios; y piensas en esas familias que no tienen ni para darle de comer a sus hijos ¡pero qué suerte tengo!

Y ¿qué pasa con esas familias? ¿cómo se tienen que sentir no pudiendo alimentar bien a sus hijos?

Menos mal que hay gente muy solidaria, empresas que destinan parte de sus beneficios para ayudar a los que más lo necesitan, empresas dignas de mencionar, que tienen que ser visibles.

Hoy te voy a presentar a Laboratorios Ordesa. Seguro que la conoces porque sus productos son punteros en el mercado: Blemil y Blevit, de hecho acaban de ser galardonados con varios premios Todopapás.

Esta empresa acaba de lanzar una campaña para transformar los kilos de tu bebé, en kilos de solidaridad. Sólo tienes que meter el peso en su báscula mágica, y contribuirás en las becas comedor para que muchos niños sin recursos, puedan tener al menos una comida completa al día. ¿Necesitas más información? Échale un vistazo a este vídeo:


Así que ya estás entrando en su web y colaborar, porque estos niños lo necesitan, y a ti no te costará nada de nada. Yo ya lo he hecho, he convertido los 14,39 kilos de mi Leoncito (sí, mi niño gigante jajaja) en kilos de solidaridad, así que ¿a qué estás esperando?




 Montones de niños te agradecerán este gesto, así que no lo dudes. Si tú también has participado, o sabes de alguna otra campaña, cuéntamelo que estaré encantada de participar y compartirla.

2 comentarios:

Anímate a comentar, tu opinión me importa!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...