8/7/15

¡A la playa!

Verano, plena hora de calor, asfalto humeante... ¡qué ganas de playa! 

Nosotros la tenemos bastante cerca, así que nos consideramos afortunados, porque en cualquier momento nos podemos acercar. Además nos encanta así que ya teníamos muchas ganas de llevar a Leoncito.

El año pasado fue una experiencia estupenda para él (ya te lo había contado aquí) pero este año ha sido increíble.

La primera vez fue una toma de contacto, los tres vestidos disfrutando de un atardecer. Pero con un pánico atroz a ¡¡tocar la arena!! No había manera de que la pisara ni tocara, era rozar un granito con la punta del dedo gordo del pié y empezaba a llorar... Así que nos dedicamos a jugar con él encima de la toalla.

playa
Primera toma de contacto, una tarde genial...


La segunda vez fue más o menos igual, no avanzábamos con el tema arena, y ya me estaba empezando a preocupar, con lo que nos gusta a nosotros la playa ¿Leoncito la iba a odiar?.

Pero llegó el tercer día, también vestidos (aún estábamos por mayo, aunque en plena ola de calor) pero esta vez ya lo dejaba de pie en la arena aunque protestara un poco, luego lo sentamos en la toalla y nosotros le cubríamos los pies, se la pasábamos por las manos... Y poco a poco se fue acostumbrando, hasta que ahora ¡le vuelve loco!!

Es llegar a la playa y más nos vale tener todo listo antes de que él toque la arena, porque luego ya no se puede ni mirarle, le molestas, porque quiere rastrillarla, cogerla, lanzarla, echársela por la cabeza...

playa
Primeros granos de arena en los pies...

Otro tema es el agua. Aquí está congelada fría, y más en las playas que solemos ir, que son a mar abierto, y a pesar de que a la mayoría de niños no les importa, a Leoncito no le hace ni pizca de gracia. Primero mete la puntita de los pies, luego llegamos al tobillo y media hora más tarde llegamos a la rodilla, vamos toda una odisea...

Optamos por la piscinita, que llenamos nada más llegar para que vaya calentándose con el sol, pero pasa exactamente lo mismo, así que creo que vamos a dejar de cargar con ella...

Porque ese es otro tema... Bolsa enorme con toallas y ropa, otra bolsa con cubo, palas, rastrillo y demás juguetes. Súmale la sombrilla más la nevera, y por poco más nos vamos de acampada 15 días.

Pero verle la carita de felicidad que se le pone, lo que disfruta cada segundo, merece todo la pena, como si tenemos que llevarnos la casa a cuestas!!

playa
Ahora con la cantidad de arena que vuelve para casa, ya casi podemos hacer una playa!!

Eso sí, siempre hay que tener en cuenta ciertas indicaciones, porque hay que tener ciertas prevenciones en la playa. La primera el sol, ya que debemos evitar las horas más fuertes del día, nosotros solemos ir sobre las 6 de la tarde, o en el caso de ir por las mañanas, es mejor marcharse antes de las 12 de la mañana.

Por supuesto proteger la piel, escoger la crema más adecuada a su edad y tipo de piel, y echársela al menos 20 minutos antes de ir a la playa, y volver a echar al menos cada 2 horas (si está chapoteando seguido, más a menudo). Pero para esto te dejo este enlace con las recomendaciones de una mamá pediatra.

Una gorra o visera para proteger al máximo la cabeza, ir provistos de agua para refrescarse, y nosotros también solemos llevar algo de fruta troceada, además de merienda por si toca a esa hora. Aunque la merienda en la playa es complicada, porque como ya te contaba antes, es imposible que deje de tocar la arena...

Y tú ¿ya has llevado a tu peque a la playa? ¿cómo ha sido la experiencia? Si aún no has tenido vacaciones pero te falta poco, aquí podrás encontrar todo lo que puede hacer falta.


Suscribete

22 comentarios:

  1. Yo recuerdo con nostalgia mis primeros días de playa, yo fui bastante pero siempre en horario apto para niños, dan mucha penita esos bebes en hora de mediodia en la playa. Genial tus recomendaciones, yo añadiría gafas de sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que cada vez que veo alguno es que me entra una pena por dentro... Y lo de las gafas lo añado, aunque veo como misión imposible que las aguante Leoncito jeje.

      Eliminar
  2. También me pasó eso del "terror a la arena" pero una vez que toman confianza, disfrutan muchísimo de la playa. Gracias por las útiles recomendaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que disfrutan jiji. Muchas gracias a ti!!

      Eliminar
  3. Se lo pasan genial. Los míos no han pasado por el asco a la arena, se la han comido directamente... jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja leoncito no es de comerla, de momento sólo se cubre con ella, pero todo se andará...

      Eliminar
  4. Que ganas tengo de que el pequeño crezca un poco para poder ir más a menudo con ellos a la playa. Si es que los niños disfrutan muchísimo y nosotros también.
    Unas muy buenas recomendaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad no sé quién lo pasa mejor, porque nosotros también volvemos a nuestra infancia!!

      Eliminar
  5. Aixx que momentos mas bellos son verlos disfrutando de la arena , del mar , hace poco estuve con mi nene y estaba super contento ^.^ el mio ya no se come la arena, ahora esta loco por saltar en las olas jaja

    ResponderEliminar
  6. En casa adoramos la playa y esperamos con ansias el verano siempre, que bueno recordar nuestros primeros pasos den la arena, que disfrute Leoncito mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gravias guapa!! A vosotros os toca esperar un poquito y cuando nosotros estemos congelados nos darás envidia del sol de allí!!

      Eliminar
  7. Unas recomendaciones estupendas. Con Álvaro nos pasa lo mismo, que el agua del mar no le hace ni pizca de gracia, se pone a llorar el pobre. De todos modos, vamos intentándolo y mientras, hacemos lo mismo que comentas, llenar la piscina nada más llegar a la playa, que así se calienta un poquito con el sol y ahi se refresca el peque y juega. ¡Le encanta! Y llenarse de arena también, tanto que está en la piscina y se asoma a meter las manos en la arena, jajajaja. Y como bien dices también, aunque haya que llevar la casa a cuestas, vale la pena, ya que verles tan felices es lo mejor del mundo. Y enhorabuena por el post, es excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo sea por verles esa sonrisa en la cara ¿verdad? Muchas gracias guapa!

      Eliminar
  8. Nosotros fuimos en mayo a la playa y terremoto se lo paso genial. Al principio la arena le daba asquillo pero al cabo de diez minutos se rebozaba en ella jajajaj. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por qué les gustará tanto hacer la croqueta?? Jijiji

      Eliminar
  9. Aun el otro día a las 4 de la tarde con un calor bestial había un niño que no llegaría a los dos años sufriendo el pobre.No dejaba de llorar pero la madre parecía sorda...que pena me dio!!
    Yo espero que a bichín le guste la playa, a mí de pequeña me encantaba y ahora igual, aunque con más moderación porque me tengo quemado con protección de 50 y debajo de la sombrilla, así que imagínate hahah. Soy blanca lechera extrema...
    El año que viene va a ser muy pronto para llevarle, pero para el siguiente aprovecharemos al máximo. Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con esas cosas no puedo, es que me dan una pena terrible!! Ahora ya sabes, para el año en casita pero para el siguiente a aprovechar la playa a tope!!

      Eliminar
  10. Nosotros no pisamos la playa el año pasado, tenia seis meses en julio y lo vi totalmente innecesario exponerlo al sol porque además Pichón es extremadamente blanco. Este año ya hemos ido, de mañana y como máximo una hora, con camiseta y bañador. Por suerte la dermatologa nos dio la enhorabuena por no haber llevado al niño tan pequeño a la playa, ya empezaba a pensar que era la rara del barrio jajajaja.
    Por cierto, el agua fría a pichón tampoco le mola nada y ya hemos probado en dos, pero la de bouzas que está asquerosa bien que jugó con ella jajajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es que aquí está muy fría!! Nosotros vamos hacia la zona del grove y no hay quien meta ni los pies!! Claro que está genial que no lo lleves, nosotros fuimos un par de veces el año pasado pero muy tarde e hiperprotegidos. Como cambian las cosas verdad?

      Eliminar
  11. Veo que a casi todos les pasa igual, al principio la arena les da un poco de repelus pero luego parecen croquetillas jajajaj, por no hablar de que se convierte en su merienda favorita, sabe meor la arena que cualquier helado que se precie jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miedito me da eso, de momento no le dio por comerla, pero creo que me daría un montón de repelús si lo hace jejeje

      Eliminar

Anímate a comentar, tu opinión me importa!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...