24/7/14

Diferencias de los partos de antes y ahora

Os acordais de esas historias que nos contaban de los partos de antes?? Pues hay cosas que cambiaron (y menos mal) aunque aún no hace mucho. Así que, como aún perduran en nuestros recuerdos, voy a contaros algunas diferencias entre los partos de nuestras madres y los nuestros.

1.  Rasurado. Antes era llegar al hospital y cuchilla al canto! Con las consecuencias que trae: que si pica, que si después pareces un erizo jiji. Ahora no, se vuelve a lo natural. O acaso impide en algo que haya un poco de pelo por ahí? Además, como digo yo siempre, si está, es por algo jeje. Hay que decir también, que se ha demostrado que estar depilada totalmente aumenta el riesgo de infecciones, bacterias...

vía google


2. La famosa lavativa, a que a vuestras madres se la pusieron?? Aquí me voy a poner un poco escatológica... Hay una leyenda urbana que dice que en el parto acabas cagando defecando, debido a la fuerza que haces al empujar. Yo se lo pregunté a la matrona, y lo que me explicó es que suele pasar cuando llevas unos días sin ir al baño, pero que es algo natural, que no me tenía que preocupar. Y yo pensé natural si, pero un poco asquerosillo no? Así que los últimos días antes del parto estaba obsesionada jajaja.

vía google

3. El lugar donde dabas a luz era sí o sí era en el paritorio. Ahora puedes escoger, tanto si es en casa como en el hospital. Y ya dentro del hospital, bañera, cama, paritorio... Si todo transcurre normal, puede ser donde prefieras, pero hay situaciones que no. Por ejemplo, a mi en el hospital me preguntaron si quería en la sala de dilataciones ( una habitación soleada, cama cómoda...) o si prefería paritorio. De primeras dije que en esa habitación, pero al final como tuvo que ser con ventosa, tuvo que ser en el paritorio. Aún así, en el momento me daba exactamente igual, sólo quería verle la cara a mi leoncito...

vía google


4. La compañía. No tenéis ese recuerdo de la futura mamá sola, rodeada de médicos, y el padre fuera de un lado al otro en el pasillo? Ahora puedes escoger con quién quieres estar, la cuestión es que esa persona tenga el valor de aguantar jeje. Lo mismo que antes, si todo transcurre normal, si por ejemplo es cesárea o se utiliza instrumentalización se quedan fuera (importante comentar que en algunos hospitales lo permiten también en estos casos) A papá león le daba mucho miedo el desmayarse, pero la verdad aguantó como un campeón, menos el final que no le dejaron, pero como sólo fueron un par de minutos estuvo el 99% del tiempo!!

vía google


5. Piel con piel. Esto quizás es uno de los cambios que para mí es más importante. Ahora tu bebé nace e inmediatamente te lo ponen encima, en tu pecho, contacto directo contigo (por eso lo de piel con piel) por un mínimo de 2 horas. En el caso de cesáreas, normalmente piden al papá que sea el que haga este contacto. Es muy importante para el bebé, pero de esto hablaré en otra entrada... Antes, nacía, se lo llevaban, lo revisaban y a la cuna!!

vía google


Estas son las 5 diferencias más relevantes de los partos de antes y los de ahora. Y el vuestro cuándo y cómo fue? Conocéis a alguien que aún le hicieran recientemente algo de lo de "antes"?


12 comentarios:

  1. Afortunadamente han mejorado mucho, pero aún nos queda lucha para conseguir partos más respetados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, aún queda mucho por cambiar, pero vamos por buen camino!!

      Eliminar
  2. Si que han cambiado las cosas, y menos mal! Yo también me obsesione un poco con lo de la lavativa e incluso me la compre pensando que mejor me la ponía yo en casa, pero llegado el momento no fui capaz, y tampoco fue para tanto! A pesar de que mi matrona era un poco borde y se me quejo y todo por no haberme la puesto. En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me había vuelto paranoica, además como se retrasó cada día me "obligaba" a ir al baño jajaja. Pero como desde que rompí aguas hasta que mi leoncito quiso salir pasó más de un día, me dio tiempo a tomarme algo por si acaso jeje

      Eliminar
  3. Esta entrada esta muy bien, los partos van cambiando lo unico a mi.si que me parece bien que rasuren.un poco la zona mas que.nada por higiene jaja.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo sólo pensar en lo que pica después... Lo que sí depiladita de casa jajaja. Besoss

      Eliminar
  4. Ah por cierto yo tambn me obsesione cin lo de ir al baño para que nobpasara luego en paritorio jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que al final todas pensamos lo mismo jejeje

      Eliminar
  5. Muy buen post, Cristina! Por suerte los tiempos han cambiado y los partos se viven como algo muy natural y acompañado. Mi experiencia fue muy positiva aunque finalmente terminara en cesárea. Sentir a mis bebés piel con piel, sin dudas, es algo que recordaré siempre! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Pues sí, menos mal que todo mejora... Yo no puede disfrutar del piel con piel más que un par de minutos que en seguida se lo llevaron a neonatos, pero para el próximo (si hay...) no me separo del bebé ni con agua caliente jiji. Un beso, y también para tus mellis!!

      Eliminar
  6. Han cambiado las cosas pero los mios fueron cesarea los 2 y fatal menuda soledad. No se en otros casos pero a mi me enseñaron a los niños de lejos y bueno que muy mal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente en cesárea no se hace, le piden al papá que lo haga porque a parte de que tienen que terminar con la operación, se supone que tú podrías estar un poco adormilada y el bebé no estaría seguro. La verdad no me imagino una cesárea, desde que me quedé embarazada le tenía hasta miedito jeje. Y lo de la soledad te puedo entender, a mi me llevaron a mi peke a neonatos y su papá fue acompañándolo. Me quedé sola (bueno personal médico había claro) hasta un rato después en la sala de puerperio y fue el peor momento de mi vida!!

      Eliminar

Anímate a comentar, tu opinión me importa!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...